domingo, noviembre 02, 2014

Nuevos rumbos

A new sight

La mejor forma de conocer una ciudad es caminar por sus calles. Por eso, cuando llegué a Dresden hace 10 años, dedicaba mis fines de semana a caminar por distintas partes de la ciudad. Recorrí el río, crucé los puentes principales, fui al norte y al sur, e incluso llegué a algunas zonas que están fuera de Dresden. Y es justo por eso que me sorprendió tanto encontrarme un área verde que no sólo no había nunca visitado, sino que ni siquiera sabía que existía, en el noroeste de la ciudad. Caminando, mientras intentaba rastrear un camino a un edificio viejo que a veces paso, de pronto vi a gente sobre un monte verde.

Sin grandes pretenciones, el lugar tiene su encanto: abejas, un monumento al bombardeo de la segunda guerra mundial y restos del área industrial se mezclan con el pasto, árboles, y una atmósfera de tranquilidad. Y hay más rutas que parten de ese lugar. Habrá que explorar un poco más.

viernes, octubre 31, 2014

Maratón en Dresden

Refill

Me había prometido, y anunciado a muchos otros, que este año correría medio maratón de Dresden. Mientras pasaban los meses, yo no conseguía entrar en una verdadera rutina de entrenamiento, principalmente por la cantidad de viajes que hice. Sin embargo, estaba totalmente listo para correr 10km--una distancia que puedo cubrir sin grandes problemas en un tiempo razonable. Y cuando estaba a punto de registrarme, nuevas reuniones, urgentes e importantes, salieron en fechas relativamente cercanas. No me sentía cómodo comprometiéndome a dedicar el día a correr.

Finalmente, hace unas dos semanas el día del maratón llegó, y yo no estaba registrado. Un poco para pasear y divertirme, y un poco también para disculparme por no participar, me fui a dar una vuelta con la cámara, intentando registrar los detalles.

Go Andy Go!

Era un día soleado y yo no tenía nada que perder, así que decidí ponerme a experimentar con las fotos que hacía. Quiero mejorar mi estilo de blanco y negro y los altos contrastes, así que intenté tomar fotos donde luces y sombras se encontraran. También intenté evitar las típicas fotos de sólo una persona corriendo, poniendo más importancia a la interacción entre los participantes, los ayudantes, y todos los presentes. De paso, también intenté cubrir a los corredores "especiales": esos vestidos con publicidad u otros artículos que los separan del resto del pelotón.

Al final, no obtuve realmente el resultado que esperaba, pero aprendí mucho, me divertí, y terminé con unas cuantas fotos interesantes. Y, aunque en un tiempo mucho más largo que el de velocidad de carrera, terminé caminando más de 15km.

Si están interesados, aquí encuentran todas las fotos.

lunes, octubre 20, 2014

Dubioza Kolektiv

Dubioza Kolektiv

El viernes, en un estado de casi inconciencia después de los viajes del mes, terminé yendo a un concierto de Dubioza Kolektiv, una banda de ska balcánico. Aunque fui sin muchas esperanzas, y prácticamente durmiendo, me llevé una muy grata sorpresa. La banda se echó un conciertazo de unas dos horas en las que increíblemente, dada la diferencia de lenguaje en la mayoría de sus canciones y mi absoluta ignorancia de su música, me divertí como un enano.



Cruzando cualquier barrera del lenguaje (en realidad, hablando en inglés) hicieron un show fenomenal. Lo único que me queda es agradecer a todos mis amigos que insistieron en que fuera. Si les gusta el ska, escuchen algunas canciones en su página y si les gusta, compren el CD. Vale realmente la pena.

sábado, octubre 18, 2014

Al Cincuenta Porciento

Half and Half

Como algunos de ustedes ya saben, este mes he estado viajando en continuación, de un lado a otro. Esta semana me tocó un viaje corto a Moritzburg, en las afueras de Dresden. Por suerte tuve un poco de tiempo libre para caminar al rededor del castillo y el lago, poco antes que la tormenta golpeara.

Es hora de descansar.

lunes, septiembre 29, 2014

Maltrato Animal

Llama
Leo con desesperación que en México se están aprovando (¡por unanimidad!) leyes que prohíben el uso de animales en los espectáculos circenses. Peor aún, veo a todos aquellos que se dicen protectores de animales aplaudiendo la acción y despotricando contra los circos y otros lugares donde se puede ver a animales amaestrados.
A todos aquellos que han apoyado esta ley: felicidades, acaban de condenar a todos esos animales a muerte. Y no es que piense que los dueños de los circos irán y matarán a todos sus animales pero, al menos que ustedes crean poder mantener a un elefante en su jardín, estos animales no tienen a dónde ir a parar.
El argumento a favor de esta ley ha sido siempre que los circos maltratan a los animales. En primer lugar, eso no es verdad en todos los casos. En segundo lugar, aún si fuera verdad, la solución no es la prohibición, sino la regulación: si un circo quiere tener animales, debe pasar inspecciones periódicas y demostrar que se les da un trato adecuado. En cambio, vamos al extremo desinformado, porque es fácil prohibir, mucho más fácil que estudiar y entender.
Y para todos aquellos que me quieran decirme que el lugar de esos animales no es encerrados en un circo, sino libres en la naturaleza, yo les respondo: ¡prohíban la propiedad de mascotas! Pobres perros, gatos, canarios, peces, y otros tantos animales que viven atrapados en casas. Ninguno de ellos se merece esa atroz vida. Ninguno de ellos pidió ser "adoptado" por una familia. ¿De verdad quieren a los animales? Entonces todos, ¡todos! deben estar en libertad.

Y mientras en México se aprueban leyes sin sentido, en Alemania, un circo cria tres pequeños tigres.

domingo, septiembre 28, 2014

Descanso

Astronaut
Tras una semana difícil, con un viaje de pisa-y-corre a Madeira, una noche casi en vela, y una importante (y, hasta donde entiendo, exitosa) discusión del proyecto, sólo queda sentarnos y contemplar.
Y descansar.

domingo, septiembre 21, 2014

Desde el pasado

Green Hat
Hace diez años comencé a tomar cursos de malabarismo y otras artes circenses en el gimnasio de la universidad de Dresden. Esta fue la primera persona con la que platiqué en ese grupo.
Ahora, no tan sorprendentemente, lo reencuentro en un evento de malabarismo. No me reconoce ...