jueves, diciembre 01, 2005

Nunca hagan esto a sus vecinos

Ayer, por fin dormía tranquilo después de varias noches de dormir poco o dormir mal. De pronto, a eso de la media noche, un ruido espantoso llenó mi cuarto: era el ruido como de algo golpeando muy rápidamente la puerta, o un motor dentro de mi habitación.
Me levanté muy asustado, y unos segundos después, el ruido calló. Mi corazón siguió latiendo aceleradamente por varios minutos, aún cuando yo procuraba respirar hondo para calmarlo.
Por fin, el músculo vital se tranquilizó, y pude comenzar a dormir de nuevo.
Una hora más tarde, el ruido se repitió, y de nuevo me espanté como pocas veces en mi vida. Afortunadamente, en esta ocasión se repitió varias veces seguidas, alternándose con otros ruidos, de martillazos, por lo que pude distinguir lo que era: el %$§& de mi nuevo vecino, taladrando su pared!
Que acaso no podía esperar hasta hoy en la manhana? Hacerlo más temprano?
Por favor, nunca hagan esto a su vecino.

1 comentario:

Jime dijo...

Pobre, igual tenía insomnio... de cualquier manera no es justificación, podría leer mejor.