sábado, junio 10, 2006

Y München celebró


"A once in a lifetime oportunity", fuimos ayer a München a ver el primer juego de la copa del mundo. Sin boletos para el estadio, fuimos al Fan Fest y verlo en la "pantalla gigante" de 60m². Resulta que 60m² no son tanto como yo me imaginaba, pero aún así el juego se vio en excelente calidad.
Screen scale

Por supuesto no pudo faltar un contingente mexicano, que se dedicó a cantar 5 o 6 veces "Cielito Lindo" y hacer mucho ruido. Por ese motivo, la primera bienvenida en la inauguración del Fan Fest fue para los mexicanos. La mayoría de ellos se fueron decepcionados porque no llegó la televisión mexicana.
Mexican Contingent

Conseguimos un buen lugar en el prado, desde donde vimos los dos juegos. El problema de la zona de prados es que, cuando se acercaba el momento del partido, se comenzó a llenar, y por tanto prohibieron la entrada a cualquiera, por lo que no se podía salir ni al baño, pues no había posibilidad de regreso (supuestamente, pero durante todo el partido vimos a gente entrar de contrabando por los lados).
Full

La cantidad de la gente y la dificultad para regresar, hicieron que en total solo nos tomáramos 3 cervezas cada quien (pero de las de litro).
Barrilito cervecero

Tras los dos juegos, fuimos de regreso a la estación central de trenes, a esperar la hora de partida de nuestro transporte a Dresden. Me sorprendió que fuimos muchos los que dormimos ahí, ocupando las pocas esquinas donde el viento no pegaba directamente, o la gente no pasaba haciendo ruido cada 15 minutos.
Sleeping

Ahora me hace falta dormir un poco. Pero de que valió la pena, valió la pena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente!!! Que bueno que aprovechaste la ocasion. Con tres cervezas (de litro) quien necesita un lugar "silencioso" para dormir...
El Pipucho

La Betolis dijo...

Super bien!!

Debio haber estado haciendo mucho calor porque 3 litros de cerveza sin ir al banio!!! jajajaja

Tambien iras a alguno de Mexico??