viernes, noviembre 26, 2004

Crónica de la extensión de visa

Por fin hoy aceptaron mis papeles para extender mi visa. Aquí les va la historia completa

  • Llevé felizmente todo lo que me pedían para extender la visa: carta de la universidad, registro como residente en Dresden, contrato de renta del departamento y prueba de solvencia económica. Como mi carta estaba en español y en inglés, me la rechazaron hasta que estuviera en alemán, pero me dijeron que cualquier traducción era suficiente.
  • Llevé al día siguiente una traducción hecha por mí, con ayuda de Google y de unos alemanes de la maestría, y recibieron mis papeles
  • A la semana, recibí una carta diciendo que tenía 14 días para llevar "una constancia creíble de mi solvencia económica", porque la carta que había llevado era informal.
  • Fui a preguntar qué tenía que llevar. Me dijeron que con una traducción oficial de la carta era suficiente, pero eso me iba a costar cerca de 100 Euros, más la legalización de esa traducción.
  • El problema, supuestamente, era que no podían confirmar que la carta original dijera lo que la traducción decía. Entonces pregunté si era suficiente con llevar una carta escrita en alemán, con la firma original, y me dijeron que sí.
  • Llevé la carta escrita en alemán con firma original (de hecho llevé 2), y copias de los pasaportes de las personas que firmaban, validando que sí eran sus firmas. Me dijeron que no era creíble, que necesitaba una certificación que validara que esas personas realmente hubieran firmado esas cartas.
  • Como ninguno de los firmantes estaba en alemania, me dijeron que podía llevar la carta con un sello de la embajada, con el que se certificara la firma. Solicité a México que me mandaran eso.
  • Recibí algo "mejor" que eso: una carta OFICIAL de la embajada alemana, con varios sellos, certificando que recibiría el dinero que necesitaba.
  • Llevé esa carta a la oficina de migración, y me dijeron que no podían hacer nada con eso "porque en la embajada tenían que haber subrayado la frase: 'se certificó que el firmante tiene capacidad económica suficiente' y no lo hicieron". Estuve muy tentado a subrayar esa frase en ese momento y regresarles el papel, pero me contuve.
  • Me dijeron que tenía que llevar una constancia de mi cuenta de banco en alemania con más de 1500 euros.
  • Ayer recibí mi estado de cuenta del banco y fui hoy a la oficina de migración. Recibieron el estado de cuenta, y ni les importaron todos los otros papeles que llevaba

Bueno, pues así fue la historia. Ahora tienen todo lo que me pidieron, y tengo que esperar a que me den la extensión "de 2 a 4 semanas..."

4 comentarios:

Manuel dijo...

Yo que tu, esperaba las cuatro semanas completas.

El hombre sonriente dijo...

Demontres.... de casualidad no te pidieron que el canciller de Alemania firmara tu carta, rezaras 30 padres nuestros en germano antigüo y besaras la foto de San Adolf Hitler...

Yo que imaginaba a Germania como un país sin burocracia...

Animo Rafa podréis contar esta historia algún día a tus nietos

Gustavo Muñoz dijo...

Finalmente lo que queda claro es que los alemanes no quieren inmigrantes que les baje su PIB per cápita. Prácticamente todo ese asunto sirve para dos cosas:
1. Ver que el latinoamericano en cuestión tiene voluntad firme, tipo germana, cuando se propone algo.
2. Que no es un pinche paria jodido.
Entonces más que burocracia per sé, quizá fue burocracia dirigida, totalmente planeada y controlada. Digamos, una burocracia en pro de su propio país y sus intereses.
Si mi tesis es cierta, podríamos ver claramente, justo en este aspecto, una diferencia fundamental entre la burocracia mexicana y la alemana.
Seguro, algún otro blogger subrayará algunas otras.

Isis Pulido dijo...

Jajaja... creí que sólo pasaba en México... tanta burocracia.
Pero en fin te dejo el dicho mexicano "con dinero baila el perro y sin dinero bailas como perro". Por eso de que sólo con la cuenta fue suficiente.