jueves, septiembre 06, 2007

Vaya a hacer cita

Después de esperar casi dos horas, por fin me tocó mi turno para entregar mis papeles, esperando extender mi visa. Entro, todo bien, me ponen mi sello y después me da un papelito; este dice:

Oficina 303
Papeles en orden
Por favor, dale cita

Me dice "tienes que ir a hacer una cita" y me regresa todos mis documentos.
Eso nunca me había pasado. Subo a la oficina. Me dicen que tengo que esperar a que llegue otra persona. Pregunto el motivo de este trámite y me dicen "como aquí dice, tus papeles están en orden, tienes que hacer una cita". Y yo así de ¿como para qué necesito una cita?
Yo nervioso, si me daban una cita la próxima semana, estaba perdido, y si me negaban la visa, peor.
Espero. Llega quien tiene que llegar. Me hace pasar. Le doy el papelito. "Me dijeron que subiera, pero no sé para qué".
Revisa mis papeles de nuevo. Mira cuándo vence mi visa. Revisa todas mi visas anteriores. Mira su calendario. "Ven el 20, directo a la caja, por tu visa". Lo miro, sorprendido.
"¿El 20? ¿A qué hora?" - "Cuando quieras, o si no puedes el 20, puedes venir cualquier día después de eso" - "Pero necesitaba una cita" - "Por eso, ven a partir del 20, cuando quieras".
Sale, muchas gracias. Ahora será cuestión de convencer a la de la caja que mi visa ya debe estar lista, sin tener mi carta de aceptación en dos semanas.
En fin, cosas de la burocracia.

2 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Por lo que entiendo te refieres a la burocracia alemana, por un momento pensé que era la burocracia mexicana. Da igual.
Suerte con la cita, la visa, el trámite...

Rafael Peñaloza dijo...

Gracias, cuquita. Se supone que ya no debo tener problemas, pero hasta que no tenga la estampita en mi pasaporte, no me confío.