jueves, mayo 26, 2005

Malinchismo

Por azares del destino, ayer caminé por Thomaestraße, la calle junto a mi edificio. Y noté que nunca lo había hecho antes, en 8 meses de vivir aquí.
Me doy cuenta que el malinchismo tiene muchas expresiones, y que lo mostramos en menor o mayor grado.
Platicando con un amigo indonesio, me dijo que nunca salió de la isla de Java antes de venir a Alemania, de hecho, ni siquiera conoce Bali! Pero desde que llegó a Alemania, ha visitado otros 5 países Europeos, y conoce varias ciudades germanas.
Yo he caminado el centro de Dresden, conozco todas las calles de ahí, e incluso he caminado hasta Pillnitz, pero nunca había recorrido la calle junto a mi edificio.
Por qué será que nos atrae lo que está lejos, pero despresiamos lo cercano?

3 comentarios:

Manuel dijo...

No se si despreCiemos mucho lo cercano, lo que se, es que no lo despresiamos.

Rafael Peñaloza dijo...

Gracias Manul... como diría Bernardo, "no me puedo exprimir en español"

marco dijo...

cabe reconocer que hay de malinchismos a malinchismos, uno es totalmente negativo, el que prefiere ciegamente lo extranjero; pero otro es el que permite un contacto entre culturas que trae innovaciones en cada una