domingo, mayo 08, 2005

Sábado sin plan (Parte II)

De regreso en casa, con mucha hambre, decidí llevar a cabo una prueba a mi apetito que había imaginado ya hace mucho tiempo: comer un pollo completo. Muy acertadamente, había comprado un pollo de 1.1 kg, por lo que lo único que tenía que hacer era cocinarlo y comerlo.
Cocinarlo me tomó cerca de 2 horas pues no quería cortar el pollo, sino cocerlo entero. Comerlo en su totalidad, otra hora y media, aproximadamente.
Mi cámara web se encargó de tomar una serie de 4,509 fotografías del proceso de ingestión de la carne.
Los dejo con la primera y la última.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us


Después de las cosas que vi en el Guggenheim en Bilbao, me pregunto si sería posible vender esas fotografías como arte moderno.

3 comentarios:

Manuel dijo...

Eres un total y completo cerdo.

Rafael Peñaloza dijo...

Qué pasó Manul? No me digas que tú no te podrías comer un pollo completo. Yo sé que comes más que yo.

El hombre sonriente dijo...

Bueno, bueno... El Sr. vampiro o conde pátula bebe en lugar de comer sería interesante filmar como va dejando un cuerpo sin sangre.