miércoles, septiembre 21, 2005

Caracol

Existen los que se calcinan en los desfiladeros de cal.

1 comentario:

El hombre sonriente dijo...

Cuan cacofonía de cal te faltó poner: calmadamente... sr. y tu que demonio eres.