jueves, enero 10, 2008

Fin de fiesta

Ahora en México, entre mi hermana y yo organizamos la típica posada. Cuando apenas estaba empezando (y sólo los amigos de mi hermana estaban ahí), alguien puso un disco con música muy lenta y un tanto triste. Cuando Julia lo escuchó, me dijo que ese tipo de música lo usaría ella sólo cuando quisiera correr a todos de una fiesta; yo le contesté que no, que en México, si quieres correr a todos de una fiesta, lo que haces es apagar las luces y la música y esperar a que se aburran.
El punto es que ya bien entrada la noche, cuando ya sólo quedaban mis amigos y mi familia se había ido a dormir, de pronto se fue la luz en mi casa, y todo se apagó de pronto.
Al día siguiente, Julia me confesó que había creído que mi padre había apagado todo para terminar la fiesta.

2 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Jajaja. Qué bueno que regresaste a tu blog Rafa.
Yo a la posada no fuí porque anduve de vacacioncitas.
¿Y tu papá se deslinda de responsabilidades?
Digo...
Feliz 2008

Grajeda dijo...

de hecho la nueva moda es poner a luis miguel para que todos se vayan...

eso despues de las cumbias y el reggaeton claro està...