martes, enero 10, 2006

La rueda

En mi club de malabarismo les encanta andar en monociclo. No es ninguna sorpresa; todo el mundo sabe andar en monociclo! En nuestro viaje a "Magdeburg" nos topamos con unos niños de menos de 8 años que andaban felices, y al preguntarles cuánto tiempo llevaban aprendiendo, contestaron simplemente "dos días"!
Bueno, regresando al tema, el monociclo no es una sorpresa en Sajonia. Lo que nunca había visto fue la rueda que llevaron el domingo al club de malabarismo. Es simplemente eso, una rueda, con unas placas a los lados como para poner los pies: sin pedales, sin silla, sin nada más.
Al principio vi a uno de ellos subido y empujándose fuerte, cruzando así la cancha de basquetball (que es donde practicamos), y pensé que era un artefacto para mejorar el equilibrio. Pero ellos no se quedan ahí, las locuras continuaron.
La mejor que fui fue que aventaban la rueda, corrían tras ella, y brincaban intentando quedar sobre ella para continuar andando. Ninguno lo logró, pero no dudo que en unas semanas los vea montándose de esa forma.
Uno de ellos practica más de 10 formas distintas de montarse a su monociclo.

4 comentarios:

La Betolis dijo...

Alguna foto?

Rafael Peñaloza dijo...

No fotos :(; no llevo mi cámara a malabarear, porque nadie se siente cómodo.

Yixus dijo...

Qué lástima, a mi también me gustaría ver algo de lo que hacen. Oye, no sabes de clubes de malabarismo en México?

Rafael Peñaloza dijo...

No, pues te fallo Yixus. El único del que sé su existencia en México, está en Aguascalientes; y creo que no es muy bueno.
Algún día les tendré algunas fotos del club, no tomadas por mí, sino por Bruno.