jueves, enero 18, 2007

¡Ahí viene el viento!

Ayer por la tarde vi en la predicción del clima algo similar a la siguiente imagen:
Noten el segundo iconito de izquierda a derecha. Nunca lo había visto, así que me llamó la atención. Significa que va a haber mucho viento. Pero no le hice mucho caso, ¿qué tanto podía ser?
Bueno, pues hoy nos mandaron un correo en la universidad, recordándonos de olvidar todas las ventanas antes de salir. En ese momento me pareció curioso, y no lo relacioné con el iconito que les mostré. Todo parecía pacífico y bueno, hasta que intenté regresar a casa.
Esas ráfagas están insoportables. Y como uno debe traer chamarra impermeable, pues simplemente se tiene que dejar llevar por sus caprichos. Esto es mucho peor que cualquier otro vendaval que me ha tocado. Peor aún, dado que detrás de mi edificio están reparando la banqueta, y con el trauma de la piedrita no me atrevía ni a abrir los ojos.
Llegando, lo primero que revisé fue la fuerza de estos vientos: 15 m/s, ¿sólo 15 m/s? ¡Un momento! 15m/s son... ¡54 km/h!
Y además, no es algo local. Gaby me cuenta que en su pueblo (a 116 km. de aquí) también está fuerte.

Actualización [19.01.2007 10:06 AM]: Tras una larga noche escuchando los truenos, el viento y el granizo golpeando las ventanas, logré llegar a Dresden esta mañana con sólo 40 minutos de retraso. Mi tren tuvo que dar un gran rodeo, por las vías de carga, llegando a Dresden por el sur (en lugar de por el noroeste que es el camino habitual).
Por lo que he escuchado, hay gente varada en varias ciudades de Alemania, pues no hay trenes hacia todos lados, no hay taxis tampoco, los hoteles estan llenos y al menos una vía de tram no funcionaba esta mañana. Ahora, la tormenta ya pasó y todo va regresando poco a poco a la normalidad.

Actualización 2 [10:46 AM]: Parece ser que fue mucho mas fuerte de lo que yo describi. Gracias a Ceronne, me entero de mas detalles. Ah, y no se pierdan estas fotos.

4 comentarios:

Rochy dijo...

Wow! Aquí llovió toda la noche y el viento hacía estremecer el viejo edificio donde vivo de tal forma que mi calentador de gas estuvo haciendo escándalo hasta que decidí apagarlo por temor a alguna fuga. Hoy en la mañana amaneció lloviendo mucho, cosa que nunca había visto aquí (en Viena hay mucho viento pero es muy raro que llueva así)... Lo que se cobra el invierno por no darnos nieve.

Rafael Peñaloza dijo...

Si, este invierno se pasa! Pero bueno, parece que lo peor de la tormenta ya se acabo.

La Betolis dijo...

Pues parece que no fue unico en Alemania, aqui el techo de la biblioteca literalmente: volo!

Rafael Peñaloza dijo...

¿Voló? No pues eso si está rudísimo; aquí la única destrucción grave que pude ver (dentro de la ciudad) fue una pared de bambú que dejó de existir :P