viernes, enero 05, 2007

Un día

Llevo un día de haber regresado a Leipzig, y ya lloré; y no es por lo que dejé atrás en esta ocasión.
¿Por qué hay dolor todavía?
Actualización:¿Por qué soy tan volátil? A mi edad debería ser capaz de controlarme al menos un poco, pero no, sigo cometiendo los mismos errores una y otra vez. Y ahora, caí aún más bajo, si eso es posible. Ahora, ahora ya no sé qué piensan de mí, y ahora ya no lo puedo saber. Ahora, ahora de verdad lo perdí. Ahora, ahora ya no hay más que palabras dichas sin pensar, verdades mostradas sin piedad, y una sensación de soledad que no me puedo quitar.

2 comentarios:

Abdiel dijo...

el comentario es sobre ti o sobre mi? jajajajajajajaja Así son las coincidencias, sobre todo cuando los estados anímicos son "lugares comunes". Un abrazo y feliz año. Que el 2007 llegue todo lo que quieres.

Rafael Peñaloza dijo...

Pues en cierto sentido es un comentario universal, abdiel. Muchas gracias, el año va empezando bien a pesar de ese pequeño lapsus. Feliz año a tí también.