domingo, octubre 21, 2007

¡Qué coincidencia!

Así decía mi padre cada vez que se topaba con algún fenómeno llamativo, o una relación no muy obvia. Hoy me ha pasado a mí.
Sin buscarlo, llegó a mis manos hoy el libro "Sex" de Madonna, ese que causó tanto revuelo hace muchos años por salir Madonna en situaciones sexuales explícitas. Después de "leerlo" (sí, tiene bastantes segmentos de texto además de las fotografías), decidí buscar algo de información del libro y descubrí, como podrán comprobar aquellos que siguieron el enlace anterior, que fue publicado el 21 de octubre de 1992. ¡Hace exactamente quince años!
No hay más; ¡qué coincidencia!

1 comentario:

Leonardo dijo...

Esas coincidencias en si mismas no tienen nada de especial, pero al verlas desde nuestra perspectiva humana y llevarlas a un marco vivencial, nos hacen parecer que hubiese un sincronismo subyacente en el orden del Universo.

No obstante, no deja de fascinarme el hecho de observar acontecimientos relacionados de alguna manera entre sí, o con acontecimientos de mi vida. Por ello alguna vez me dí a la tarea de coleccionarlos. Uno de mis favoritos es que Shakespeare y Cervantes murieron en la misma fecha (aunque no el mismo día).

Muchos saludos a los lipsienses (mas bien leipzigueños) de los brunsviguianos.

L.